lunes, 20 de junio de 2011

Recupera el romanticismo.



Es difícil reavivar el amor cuando el trabajo y la casa apenas te dejan tiempo para dedicárselo a tu pareja. Pero pequeños detalles cotidianos pueden reactivar vuestra pasión. ¿Necesitas algunas sugerencias? Pues toma nota.

Las estadísticas asustan: cada cuatro minutos se rompe un matrimonio. Y muchas rupturas son debidas a la falta de tiempo para invertir en la pareja. No hay tiempo para comer juntos porque los horarios no son compatibles; apenas coincidís una semana al año para disfrutar de unas vacaciones; incluso, es difícil charlar después del trabajo porque el cansancio y el sueño acaban por imponerse, etc.

Pero es importante reservar algunos minutos al día a la pareja si no se quiere engrosar el grueso de la terrible estadística. No se trata de realizar grandes inversiones temporales o económicas para mantener satisfecha a la pareja: con pequeños detalles diarios podrá reavivarse el romanticismo en vuestra relación.
Te damos algunas sugerencias para que las pongas en práctica... ¡YA!

Pequeños detalles... Grandes resultados
Hay detalles muy sencillos y románticos que puedes incluir diariamente en tu relación de pareja y que hará que viváis en una eterna luna de miel. ¡Y sólo te llevarán algunos segundos!

Levántate con buen humor
Es importante empezar el día con buen humor. No te levantes con la hora pegada a tu trasero y, si puedes, desayuna con tu pareja. Aunque no habléis (ya que a veces apetece más bien poco mantener una charla filosófica recién levantada), al menos estaréis juntos.

Conquístale con el estómago
Sorpréndele llevándole el desayuno a la cama o cocinando su comida favorita. Olvídate de la dieta y comparte con él algún postre delicioso mientras veis una película. O dale de comer con tus propias manos: uvas, gajos de naranja, rodajas de piña o plátano... Puede resultar muy sensual.

Envíale flores
¿Quién ha dicho que regalar flores es exclusivo del sexo masculino? Sorpréndele enviando flores a su trabajo o a tu propia casa.

No le olvides en la distancia
Estar separados no significa olvidarse uno del otro. Puedes mantener el romanticismo enviándole correos electrónicos o un fax gracioso; mandándole un mensaje de amor al móvil; dejándole notas de papel en los bolsillos de su abrigo; guardándole una foto tuya en su maletín de trabajo; o incluso, escondiéndole una prenda íntima tuya entre el equipaje, si es que tiene que viajar.

Hazle regalos por sorpresa
¿Por qué esperar a San Valentín o a su cumpleaños para comprarle aquel CD que tanto le emociona? Cualquier día es perfecto para regalarle algo especial. Sorpréndele con pequeños detalles como bombones, perfumes, una corbata o, simplemente, una tarjeta donde digas lo mucho que le quieres. Además, tu bolsillo apenas se resentirá.

Desarrolla vuestro propio lenguaje
Desarrolla un lenguaje secreto sólo para dos. Con él os podréis decir cosas como "te quiero", "te deseo", "vámonos de aquí" o incluso, alguna más picante, sin que el resto de la gente se dé cuenta de lo que está pasando.

Recíbele con su canción favorita
Una buena sonrisa, un abrazo especial y su canción preferida son el remedio infalible para que se olvide de todos los problemas laborales cuando llegue a casa. Además, un buen masajito en los pies con aceites aromáticos le dejará como nuevo.

Y en la ducha...
Escríbele en el espejo del baño con pintalabios alguna frase romántica. También lo puedes hacer con el dedo y con los vahos del agua caliente descubrirá el mensaje. Cuando salga de bañarse, espéralo con una toalla suave y su pijama preferido.

Proponle en la cama algo más que sueño o sexo
Léele alguna estrofa de una novela romántica o algún poema antes de dormirse. Pero, si quieres algo más divertido, y no está muy cansado, inicia una guerra de almohadas, siempre funciona. Por último, dormid abrazados, os hará sentir el uno más cerca del otro.

Con estos pequeños detalles, tu pareja descubrirá lo mucho que la quieres.

Y para despertar la pasión...



El sexo y el acercamiento libidinoso es importante para cualquier pareja, ya que es lo que distingue este tipo de relación de una paterno-filial o de amistad. A continuación, algunos truquitos para despertar el deseo en tu pareja:

Muéstrale continuamente tu cariño
Sorpréndele con besos inesperados, abrázale cuando esté recogiendo los platos o susúrrale frases atrevidas al oído.

Prepárale una cita sorpresa
A veces, los hijos son un impedimento para poder disfrutar de la sexualidad plenamente. Para solventar este problema, puedes preparar una cita por sorpresa. Manda a tus hijos con los abuelos y organiza una cena romántica en casa. Si es posible, podrías preparar unas mini-vacaciones de fin de semana sólo para dos.

Pon en práctica una de sus fantasías sexuales
¿Le encantaría verte disfrazada de colegiada? ¿Le gustaría que le ataras y le dominaras en la cama? ¿Por qué no? Siempre que las fantasías sexuales sean sanas y tú estés de acuerdo, es un buen método para tenerlo siempre enganchado a tu cama.

¿Echamos un Strip Pocker?
Si sois grandes amantes de las cartas, nada mejor que echar un Strip Pocker, lo que también es válido para otros juegos como la Brisca o el Cinquillo. El caso es acabar desnudos y retozando en la alfombra.

Con estos consejos, no se te resistirá.

¡Vive Mundo Solteros, un nuevo concepto de vida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este es un espacio para la construcción de ideas y la generación de opinión.
Este espacio busca crear un foro constructivo de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario